FANDOM


Burns, Baby Burns
200px-Burns%2C_Baby_Burns.jpg
Temporada 8
Episodio 157
Código 4F05
Estreno 17 de noviembre de 1996 en EE.UU.
Frase de la pizarra No hay
Gag del sofá Globos que representan a la Familia Simpson flotan por el salón y explotan al llegar al sofá
Estrellas invitadas Rodney Dangerfield como Larry Burns
Ada Morales como Lily Bancroft
Guionista(s) Ian Maxtone-Graham
Director Jim Reardon


Burns, Baby Burns, titulado De tal palo, tal palillo en España y Papi Burns en Hispanoamérica es el cuarto episodio de la octava temporada de Los Simpson, estrenado originalmente en la cadena FOX el 17 de noviembre de 1996.[1] En el episodio, Larry, el hijo perdido del Sr. Burns, regresa y, aunque al principio se llevan bien, Burns comienza a ver que su hijo es muy distinto a él. Fue dirigido por Jim Reardon y fue el primer episodio escrito por Ian Maxtone-Graham.[2] La estrella invitada fue Rodney Dangerfield como Larry Burns.[1] El título es un juego de palabras de la letra Burnt, Baby Burnt de la canción Disco Inferno, la cual a su vez es una cita de los Panteras Negras de mediados de los '60.

Sinopsis Editar

El episodio comienza cuando el tren que transporta al Sr. Burns de Springfield a Yale es interceptado por un obstáculo. Mientras el tren está parado, un hombre llamado Larry que vende recuerdos y baratijas de un lugar intenta vender sin exito alguno sus productos entre los pasajeros pero al acercarse al ultimo vagon se queda sorprendido al ver al Sr. Burns comparando una foto que el conservaba desde hace años, recoge sus cosas y sigue el tren hasta Springfield.

Los Simpson ven a Larry pero en un primer intento no lo recogen y se siguen hasta casa cuando homer por fin da vuelta en u,regresa al punto donde lo vieron y finalmente lo recogen para llevarlo a la ciudad. Una vez en Springfield, se presenta ante el Sr. Burns como su hijo. Burns, reconociendo el parecido levantando su cabello y descubriendo los 3 puntos similares a los que tiene burns, admite que Larry es el resultado de una relación de una noche durante una reunión universitaria.

Al principio Burns admite a su hijo, pero pronto se cansa de él cuando se da cuenta de que es un idiota. Homer, que se ha hecho muy amigo de Larry por compartir muchos intereses, sugiere a Larry fingir su propio secuestro para recobrar el amor de su padre. Marge les convence para abandonar la idea, pero cuando se deciden a explicarlo todo son perseguidos por la policía y la prensa.

Homer y Larry son acorralados en un cine. Finalmente, Larry le explica lo sucedido a Burns, el cual decide perdonarle pero le dice que él no es el padre que necesita. Larry anuncia su regreso a casa (dado que ya tiene una familia que se estaría preguntando dónde se ha metido)pero antes monta una fiesta improvisada en la calle.[1][3][4]

Producción Editar

Ian Maxtone-Graham escribió el episodio y fue el primero que hizo para Los Simpson, aunque había trabajado en el programa desde hacía varios meses.[5] Maxtone-Graham había trabajado previamente con Bill Oakley y Josh Weinstein en un programa de juegos y los dos lo convencieron para que sea escritor de Los Simpson.[6] El episodio iba a tratar originalmente sobre el Sr. Burns y el Abuelo, quienes habrían estado en París durante la Segunda Guerra Mundial y se enamorarían de la misma mujer, quien tendría un hijo. Maxtone-Graham quería que este episodio se tratase de que Burns tuviese un hijo, de lo cual se trató finalmente el argumento. La otra idea para el episodio finalmente se convirtió en "The Curse of the Flying Hellfish".[6] El episodio comienza cuando la familia visita el Mt. Swartzwelder, una fábrica histórica de sidra, porque los escritores pensaban que hacer algo que incluyese al otoño y a una fábrica de sidra era un ambiente perfecto para la historia.[6] Más tarde en el episodio, puede verse una caricatura del director Jim Reardon a bordo de un tren. Reardon odia volar, por lo que cuando se lo dibuja en la serie se lo ubica en escenas en las que haya trenes.[7]

El personaje de Yale con el que habla el Sr. Burns está basado en el personaje ficticio Dink Stover, del libro "Dink Stover at Yale" de Owen Johnson.[6]

Rodney Dangerfield es la estrella invitada del episodio, y es el favorito de muchos de los escritores de la serie.[6] Varios de los gags del episodio fueron escritos específicamente para adecuarlos a Dangerfield, y fueron mucho más difíciles de escribir que los que se habían planeado originalmente.[6][5] Dangerfield le hizo muchos cambios al libreto, y dejó en los estudios de la serie, luego de grabar su parte, el libreto y el bolígrafo con el que escribió los cambios. Josh Weinstein conservó el libreto y el bolígrafo y los considera a ambos sus posesiones más preciadas que tengan que ver con Los Simpson.[6] Diseñar a Larry Burns fue un reto porque el director quería que se viese como Dangerfield, pero que tuviera características de Burns tales como la nariz en punta.[7]

Referencias culturales Editar

Luego de descubrir que Larry Burns también trabaja en el Sector 7G, Homer frenéticamente limpia y retira un rompecabezas casi completo, el cual tiene una imagen de Snoopy recostado sobre su casita. Al rompecabezas le falta la pieza en donde debería estar la cabeza de Snoopy, lo cual es intencional, ya que se hizo para evadir las leyes de derechos de autor.[6]

El episodio contiene múltiples referencias de la película Caddyshack, como la escena en la cual Larry va con el Sr. Burns al cóctel[8] y la fiesta del final, en la calle, la cual también parodia el hecho de que muchas películas terminan con una fiesta. La música que suena es "Any Way You Want It" de Journey, la cual también aparece en Caddyshack.[6] El episodio termina en un cine, lo cual es una referencia a muchos criminales famosos que estuvieron involucrados con cines y teatros, tales como John Dillinger, Lee Harvey Oswald y John Wilkes Booth.[6] La escena final también parodia el final de la película Jimmy Hollywood protagonizada por Joe Pesci. El "posible final" en el que Homer muere en un tiroteo es fantaseado por el personaje de Pesci en la película.[8]

Recepción Editar

Los autores del libro I Can't Believe It's a Bigger and Better Updated Unofficial Simpsons Guide, Warren Martyn y Adrian Wood, lo describieron como "un episodio gracioso, con Rodney Dangerfield dándole mucha personalidad a Larry. Además, el discurso apasionado de Homer, subido sobre el cartel del cine, es uno de sus momentos más graciosos".[2]

Referencias Editar

Plantilla:Listaref

Enlaces externos Editar


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />